viernes, enero 21, 2005

Algunas curiosidades saturnianas

Todos sabemos que ahora el planeta Saturno y, especialmente, su satélite Titán están más de moda que antes gracias al éxito de la misión de la sonda Huygens en la luna saturniana hace una semana. Ya hemos visto fotos y los científicos han hecho toda clase de comentarios y suposiciones al respecto (recordemos que Titán es, en cierta manera, especial pues se supone que su atmósfera se parece a la que pudo tener la Tierra en los albores de la vida).

Así que si tras leer esto pensáis que aquí voy a hablar de Titán... estáis bastante equivocados. Más que nada porque seguro que ya habéis leído aquí y allá sobre el tema y no voy a repetiros lo que sabéis.

Vamos a lo que quería hablar... sé que muchos ya habréis oído de Titán hasta hartaros, pero seguramente de los demás satélites de Saturno no sabréis tanto. Eso también me había pasado a mí, a pesar de que me encante la Astronomía (la verdad es que el planeta Júpiter ha sido de siempre objeto de mi devoción xD). Claro que hay que aprovechar las modas también para culturizarse un poco...
Así uno se va dando cuenta de la gran cantidad de satélites que orbitan alrededor de Saturno, algunos de ellos siendo pequeño trozos de roca de forma irregular que recuerda a las "lunas" de Marte, Fobos y Deimos...

Un caso bastante curioso dentro de estos satélites es el de Japeto (Iapetus), con un hemisferio demasiado claro y otro tremendamente oscuro. Es cierto que hay otros satélites, como Rhea, que también tienen un hemisferio más claro que el otro, pero sin llegar a tal extremo.



Foto de Japeto (Iapetus), tomada por el Voyager a finales de 1980.

Y de entre lo que fui descubriendo sobre esos datos que no sabía de Saturno, me encontré con esto:



Lo que tenéis aquí es una foto tomada por la sonda Voyager I a finales de 1980 del satélite Mimas. Su característica principal es un enorme cráter, llamado Herschel en honor al descubridor del satélite, consecuencia del más que posible impacto de un meteorito que podría haber destruído esta luna sin problemas.
Pero lo más importante (y friki) del asunto: esto es lo que llamo una coincidencia... vamos, que está más que claro a qué se parece el dichoso satélite, tampoco es muy difícil...
Una foto tan antigua y que se le pasara de largo a un friki como yo... tsk tsk...

Viendo y viendo, uno se queda asombrado ante la cantidad de cosas que hay fuera de nuestro planeta y que, si no llega a ser por estas sondas o por los telescopios, seguramente nos perderíamos. Y es que el Universo guarda muchas sorpresas...

PD: Vaya, me ha salido un post serio. Bueno, una vez al año no hace daño...