lunes, marzo 14, 2005

Crónicas Jerezanas

Días 11, 12 y 13 de marzo... Salón del Manga de Jerez. Aunque yo estuve sólo los días 12 y 13, hay suficiente material para hacer una crónica como Dick manda.

Sábado 12 de marzo

A las 8:00 nos debíamos haber reunido todos en la estación de autobuses de Marbella. Yo la tengo al lado, así que no había problema... pero entre que unos tenían que preparar unas cosas y que algunos tenían las sábanas pegadas a la cara, pues os imaginaréis cómo iba la cosa. Éramos en total unos 11.
Salimos a las 8:35 aproximadamente y no llegamos a Jerez hasta las 10:30 o así. En el trayecto nos pusimos a escuchar las Charm. No es por nada, pero somos frikis malos, muy malos...

Una vez en el hotel y mientras caía una tromba de agua, ayudamos a JoeCool y Tormenta (sí, son dos de los integrantes de éste nuestro friki-grupo) a ponerse sus disfraces de... samurái. Sí, lo digo en serio. Además, iban con armadura y todo. Los colores que llevaban (Joe iba con armadura azul y Tormenta con la armadura verde) hicieron que no dejásemos de hacer referencias al juego de La Leyenda de los Cinco Anillos (y de hecho hay planes para ir como los siete clanes principales del juego para el año que viene). ¿El secreto para hacer armaduras curradas sin gastarse mucho? Hmm... la verdad es que... es un secreto. xD
Bien, una vez terminamos con los disfraces, nos fuimos al Salón. En el camino, JoeCool, Kensuke, Roy y yo nos encontramos con una japonesa que se quedó mirando el disfraz de Joe, el estandarte que tenía a la espalda (porque sí, los disfraces tenían estandarte), el daisho (muy currado para ser de madera) y el hachimaki que tenía en la frente. Gracias a Kensuke y su japonés y a mi inglés, pudimos entendernos con aquella mujer, que confesó que le gustaba mucho el manga y que quería ir al Salón. Nosotros nos ofrecimos a llevarla mientras intercambiábamos ideas sobre algunos autores (ella confesó que le encanta Naoki Urasawa, lo cual hizo que ya no me sintiera un bicho raro xD).

Ya en el Salón (por fin), ocurrió lo inevitable. Cuando Tormenta y Joe estaban juntos, un corrillo de gente y flashes continuos se formó alrededor de ello. Y hay que decirlo: cuando la gente quería irse a ver las proyecciones, yo decidí irme con ambos 'samuráis', que sabía que con ellos iba a pasármelo bomba y que nos haríamos muchas fotos (jojo... fotos, fotos, fotos... xD). Amén de conocer a gente interesante, que eso viene bien.
Lo mejor fue cuando los dos se pusieron a correr por todo el Salón. Era impresionante y tremendamente gracioso ver dos estandartes sobresaliendo de entre la multitud.

Hay que decir que este Salón se ha caracterizado por la gente que había venido, porque lo que es la organización... esto se notó ya el sábado.

No puedo sino decir que había un montón de disfraces currados (sean de manufactura propia o hecho por algún modisto) y la simpatía que se respiraba entre los visitantes. Podías hablar tranquilamente con cualquier persona del tema que fuese (sea o no friki).
También me encontré con Vash (un colega del Manga a Gritos, aunque hace tiempo que no se le ve) con su disfraz del prota de Chaos Legion. Tanto o más currado que el de Dante que llevó el año pasado (y que le valió alzarse como ganador del Cosplay en el Salón de 2004). Es una lástima que no haya podido entrar en el Cosplay de este año.

La organización... digamos 'desorganización'. Sólo los Salones de Málaga cuentan con una organización así (bueno, sinceramente, en Málaga es PEOR). A destacar las pocas ganas que había en la organización de hacerse responsables de sus respectivas áreas (mandaban cada dos por tres a la gente a información). También vi que no había zona de videojuegos ni exposiciones culturales, ni exposición de bonsáis... como en años anteriores. Y no, esto no es porque las Charm vinieran (se fueron a Granada), que supongo que habría suficiente presupuesto.

Ahora, lo peor de todo, peor que no hacerse responsables, fue la Discotaku. Hubo enfrentamientos con algunos de los colaboradores (que al final acabaron sin acreditación, pero no por ello sin el respaldo de los vistantes) y hubo problemas con la mencionada Discotaku. Por una parte estaba la 'oficial', con 5 € por la entrada y una consumición en algo así como un bar de ambiente (o eso se podía pensar leyendo la descripción del lugar en la web de Otaku Shin) y que tenía toda la pinta de ser como en años pasados (esto es: un rollo, excepto la música... pero el pincha no iba a ese lugar porque... bueno... cosas de la organización). Y por otra estaba la 'oficiosa', en una discoteca de verdad y con el pincha de años anteriores; y a 2 €.
¿Qué pasó? Pues lo que se veía venir: la Discotaku 'oficial' se quedó sin aforo mínimo y hubo que suspenderla. La gente, engañada por algún organizador (o eso se dice), fue con su entrada de 5 € a la discoteca y al final el pincha (que es muy buena gente) les regaló las entradas para compensar (y no: la organización no devolvió las 5 lerus). De todas formas, ni JoeCool, ni Roy, ni Tormenta ni yo (que fuimos los que salimos por la noche al final) fuimos a la 'oficial' y encontramos de pura suerte la 'oficiosa'. Eso sí, lo pasamos de P.M.


Domingo 13 de marzo

Más tranquilidad, tiempo para comprar algunas cosillas (ya tengo los dos tomos de La Dama de Faris... y me hice con unas figuritas pequeñas de Baby Bonnie Hood y Felicia, ambas de Vampire Savior) y a seguir frikeando un poco. No pude evitar hacer un dibujo sobre la experiencia del sábado y cómo JoeCool y Tormenta perseguían a los que iban disfrazados de personajes de Naruto (en serio, sigo sin entender el éxito de Naruto... y ver a dos samuráis persiguiendo a 'los narutos' (daba igual si iban de Naruto, Kakashi, Sakura...) no tenía precio).
A ver si para este fin de semana lo escaneo y muestro, al menos, la versión entintada.

Respecto a cómo fue el resto del día, aparte de enterarnos de más "lindezas" de la organización (y que no contaré por aquí), también conocimos a una chica que pertenecía a un grupo de cosplayers de Full Metal Alchemist (serie que me han dejado y que pienso ver cuanto antes). Muy simpática la chica, hay que decirlo.
La verdad es que el domingo lo pasamos charlando con la gente que conocíamos y con los nuevos conocidos.

Sólo espero que el año que viene haya también Salón, pero con una mejor organización. Es mucho pedir, pero es que es lo que le falla a Jerez: una buena organización, porque el público ya se ganó la matrícula de honor hacía años.

PD: Aún no tengo fotos del Salón, pero en cuanto tenga unas cuantas, pondré una nueva entrada en el blog para ello. ;)