viernes, mayo 20, 2005

El Episodio III y yo (SPOILERS incluidos)

Me van a linchar unos cuantos cuando diga esto... ¡Nah, no creo! Si aquí se supone que nos respetamos mutuamente, aunque sea de boquilla. xD

He visto el Episodio III... y he salido contento, muy contento para ser exactos.

¿Qué es lo que nos ha traido La Venganza de los Sith? Mucha acción, muchos (demasiados) efectos especiales... pero también nos ha traido el origen del mayor villano que ha dado la pantalla grande, la caída del orden establecido en la galaxia y el alzamiento de otro dominado por un tirano con puño de hierro.
No es la Octava Maravilla, no llega al nivel de la Trilogía Original... pero aun así, me ha gustado mucho, con sus virtudes y defectos (aunque luego me queje de estos últimos).

Todo empieza con una gran batalla espacial. Mucho ordenador, sí, pero la verdad es que el invento ha quedado muy resultón e impactante. Al principio incluso puede llegar a dar la sensación de "estar ahí", en esa lucha entre la República y los separatistas en la órbita de Coruscant gracias al movimiento de la cámara. Te pierdes con tanta nave y sólo puedes decir "impresionante, muy impresionante..." mientras las imágenes desfilan. Lo dicho, mucho ordenador... pero es que ha quedado muy bien, sigo admitiéndolo.
Luego viene el "rescate" de Palpatine y la caída de Dooku en una escena de combate con sables que puede antojarse corta, pero luego comprendes que su duración es la justa. También vemos a Grievous, el maloso que aparecía en la serie animada de las Guerras Clon, aunque ahora es menos serio y letal, pero con una personalidad bien definida.


Tras un par de momentos edulcorados entre Padmé y Anakin (más propios del Episodio II, aunque no tan aberrantes como allí), la película ya empieza a cobrar un mayor interés al margen de la batalla estelar y, poco a poco, se va viendo cómo Anakin va cayendo al Lado Oscuro. Tal vez su conversión se antoje algo rápida, pero tengamos en cuenta que el chico ya estaba tocado del ala desde el Episodio II y las Guerras Clon (y más tras haber luchado contra Asajj Ventress en Yavin 4 con la de templos massassi que hay). Tal vez un metraje mayor haría más lenta y creíble la conversión de Anakin, aunque no puedo quejarme mucho tal y como está. Y más precisamente viendo lo cabrón que es Palpatine y cómo lo ha ido manipulando según sus deseos, dejando bien claro cómo y por qué Anakin se ha pasado al Lado Oscuro.

Y es que es en ese momento en que comienza la transformación de Anakin cuando todo mejora notablemente.
No es por los efectos especiales, que los hay a mansalva (tío Lucas todavía se empeña en mostrar de lo que son capaces sus chicos de IL&M). No es por la aparición de los wookies, que salen, aunque no tanto como uno esperaría. No es porque Yoda pegue botes (otra vez) ni porque Palpatine dé hostias como panes con su sable...

Es cómo la película va avanzando y su tono se vuelve más y más oscuro, con la caída de los Jedi, la fundación del Imperio Galáctico y el nacimiento de un mito entre los villanos. Todo esto es un argumento sencillo, pero Lucas, no se sabe cómo, ha conseguido que quede todo de una manera más que aceptable y que sientas cómo el manto del Mal va cayendo lentamente sobre la República hasta que ésta no es más que un viejo recuerdo.
¡Por fin! ¡Una 'precuela' con guión!

:::

- Yendo a por los personajes, Palpatine nos demuestra en cada fotograma que sale que "aquí manda él". Vemos cómo engaña a Anakin, cómo juega con sus sentimientos y va arrastrándolo al Lado Oscuro aprovechando que el chaval ya tiene un pie dentro. Ian McDiarmid consigue una interpretación que queda muy por encima de la del resto del plantel y se lleva las mejores frases (aunque no todas sus frases son buenas, y es que los diálogos de la película tienen algunas partes que... bueno, mejor olvidarlas).

- Hayden, por mucho que nos lo quiera hacer creer el tío Lucas, NO es Darth Vader. El chaval mejora un poco su actuación (lástima de doblaje... de eso hablaré luego), pero no te puedes hacer a la idea de que él haya encarnado al hombre que después irá con armadura negra y voz de Constantino Romero por toda la galaxia sembrando el pánico como la mano ejecutora de Palpatine.

- Ewan y Natalie se llevan, en mi opinión, un simple aprobado (muy raspado para la Portman).
McGregor vuelve a tener su propia parte dentro de la historia. Es verdad que él no es Sir Alec Ginness, pero en absoluto puedo decir que lo haya hecho mal, ni mucho menos. Éste es un Obi-Wan aún joven por así decirlo, quedan muchos años para que sea el sabio maestro de la Trilogía Original. Pero sus ocurrencias, lejos de ser graciosas, llegan a cansar. Menos mal que al final se vuelve más convincente y sus discusiones con Anakin dejan de ser peleillas de patio de colegio.
Natalie... pues eso, que aprobada por poco, que aquí lo único que ha lucido ha sido barriguita de embarazada y los diversos (y cansinos) peinados y vestidos. Sigo sin explicarme cómo una buena actriz puede rebajarse tanto...

- ¿Puedo hablar de Yoda? ¿Sí? Vamos allá... El viejo maestro Jedi va a encontrar la horma de su zapato en lo que a piruetas y salvajadas para su edad se refiere. Con esto me refiero al duelo que tiene con Palpatine... Aún no entiendo cómo es que tenemos que verle pegando botes, si precisamente lo que hizo popular a Yoda era ser un tipo bajito, verde, cascado de lo viejo que estaba y de gran sabiduría (y control de la Fuerza). Las acrobacias del venerable maestro me siguen pareciendo innecesarias, por no decir que echo de menos la marioneta original... es que un personaje infográfico no es lo mismo...

- Las demás interpretaciones, pues ni bien ni mal, los demás personajes están ahí, eclipsados precisamente por los personajes ya mencionados anteriormente. Y Grievous no es más que una mera sombra de lo visto en la serie de animación de las Guerras Clon... en materia de combate. Afortundamente, no se ha quedado en una picadora de carne, sino que han tenido la decencia de darle una personalidad convincente, es casi un maloso con toques cómicos (nada que ver con malos patéticos como Nute Gunray y otros miembros de la Federación de Comercio).
Y tras ver a R2 en acción, ya veo yo por qué tiene tantos niveles en el juego de rol de Star Wars... La de risas que hubo con sus "momentos estelares" durante el rescate de Palpatine...

:::

Y aunque la película me gusta bastante en general, lo mejor empieza en el momento en que Anakin, ahora Darth Vader (pero sin armadura ni voz de Constantino), irrumpe en el Templo Jedi con todo un batallón clon y comienza la matanza. Todo toma un ritmo más frenético, donde los sentimientos del Lado Oscuro y la lucha contra éste invadirán la pantalla hasta que tengamos las dos luchas, Anakin contra Obi-Wan y Palpatine contra Yoda. La segunda es poco más que una excusa para que Yoda pegue más saltos, pero la primera es la que muchos han estado esperando. Y a mí, la verdad, es que me ha gustado mucho cómo ha quedado.

Claro que el final es lo que todos los fans hemos estado esperando años y años: el nacimiento de Darth Vader, el auténtico, no el piltrafilla de Hayden con capucha. La armadura oscura y la voz de Constantino Romero emocionaron a más de uno, servidor incluido.
Aunque claro, llegados a este punto empiezas a pensar que Jorgito no quería redimirse ante los fans: simplemente les quería hacer esperar para luego contentarles con el gran villano recién uniformado. Ainsh, Lucas, no cambiarás en tu vida, fenicio...

Sobre los cabos sueltos que han ido dejando las anteriores películas, Lucas los ha ido atando como buenamente ha podido. Más o menos ha dado coherencia a todo el conjunto. También nos deja unas cuantas dudas que, seguramente, son partes que han quedado fuera del metraje y tendremos que esperar al DVD para verlas. ¬_¬

Muertes ha habido a montones... No me extraña que la película esté clasificada para mayores de 13 años. Aquí caen hasta los niños del Templo Jedi.
Pero algunas muertes te dejan un "podría haberse hecho mejor", como ocurre con Mace Windu (esperaba que cayera honorablemente... pero creo que no puedes esperar eso si quien lo mata es un Sith) o con Aayla Secura (a la pobre twi-lek la dejan hecha un colador).

Y ahora vamos con algo que no esperabais algunos: el doblaje en español. Vale que haya diálogos que dan ganas de tirarle el guión a Lucas en plena cara, pero es que el doblaje no contribuye a mejorar la situación.
Y es que hay que decirlo: es de pena, es anti-natural, como diría Palpatine. Hay partes en las que el nivel es normalito, pero en otras es que te dan ganas de decir "me salgo y cuando llegue el DVD la escucho en inglés menos cuando habla Constantino". Y decir que Constantino "la Voz" Romero es el único que lo hace bien tampoco es que vaya a salvar los muebles.

Mención especial a los dobladores de Anakin y Palpatine, por su irregularidad ambos y el primero por no saber expresar sentimientos. Lo dicho, esta película habrá que verla en versión original cuando salga en DVD.

Pero vamos: en definitiva, la película me gustó mucho. No está al nivel de la Trilogía Original ni de coña, pero gana por paliza a los Episodios I y II. Y acabé aplaudiendo al final.

Y ahora, a esperar a que las masas enfurecidas vengan a apalearme. xD
________

Para terminar, aquí dejo una pequeña tira con sprites sobre algo que se nos ocurrió anoche tras ver la película...