jueves, mayo 05, 2005

¿Por fans y para fans?

Cuando leo un periódico, por norma general lo último que miro es la información política. En los medios impresos se marea demasiado la perdiz, más incluso que en la radio, con Spock Ibarreche, Cabrón Rovira, PetaZeta, Marianín y otros personajes de la política. Aparte de ello, la politización de los periódicos (gratuitos incluidos) ya no te deja formar tu propia opinión al respecto, porque siempre habrá unos y otros que manipulen la información al gusto del partido al que sirven.

Por ello prefiero mirarme las secciones de salud, cultura, tecnología y demás, que son algo más "libres". Y hoy precisamente en el Ciberp@aís (ahora estamos en la época en que El País te lo dan gratis en la Universidad) me he encontrado con un pequeño artículo sobre los libros electrónicos, escritos por y para la gente que publica en Internet. Wikilibros y el Proyecto Alqua son los que ocupan más espacio dentro de dicho artículo, pero yo prefiero centrarme en algo en lo que yo mismo estoy, por así decirlo, involucrado. Así que tocará hablar un poco de la fan-ficción (fan-fiction, fanfic... como os guste llamarlo).

El artículo dice que la fan-ficción había nacido con Alonso Fernández de Avellaneda. Más de uno sabemos que Avellaneda escribió una segunda parte de Don Quijote antes de que Cervantes la hiciera. Sería curioso que de verdad este "Quijote no oficial" fuera el primer relato de ficción hecho por un aficionado a la obra original. No he leído este "Quijote no oficial", pero seguramente tuviese muchos rasgos en común con los fanfics que ahora inundan Internet.

Existen fanfics y fanfics, aunque estamos hablando de un artículo en un periódico, así que hay escandalizar un poco. Los ejemplos expuestos de ficción hecha por fans son los de ligues, escenas subiditas de tono, crossovers imposibles y similares. Pero aun conociendo el modus operandi de la prensa, la verdad es que el grueso de la fan-ficción funciona de esta manera.
Y es toda una lástima. Los autores de fanfics parecen obstinados en hacer que los personajes de sus libros, películas, series y videojuegos favoritos hagan cosas que nunca se les habrían ocurrido a sus creadores, y no precisamente cosas "bonitas". Cuando uno lee esta clase de fanfics, se le revuelve el estómago al ver que hay personas que, desgraciadamente, más que aportar su visión al Universo sobre el que escriben y enriquecerlo, lo destrozan.

Afortunadamente, y tal y como dejé indicado en el mensaje en el que hablaba de mis fan-characters (sigo sin encontrar un nombre adecuado en español... fan-personajes suena muy feo), existen excepciones a la regla. Y dichas excepciones se basan, sobre todo, en un auténtico conocimiento del Universo a tratar. Si quieres hacer un fanfic sobre una determinada obra, debes haberte empapado lo suficiente sobre ésta, ya que no hay otra forma de conocer mejor la ambientación, los personajes originales y cómo podrían éstos reaccionar ante un determinado tipo de personajes creados por el autor del fanfic.
De ello deriva un problema: el respeto hacia el Universo en cuestión. Cambiar radicalmente la personalidad de un personaje de la obra original o reinterpretar ciertos sucesos de dicha obra pueden afectar de forma irremediable al curso del relato hecho por el fan.

Pongamos un ejemplo, en este caso de mi propio fanfic...

---

En el videojuego original de Megaman Zero (el primero), en una de las fases Zero debe rescatar a un grupo de la Resistencia en una autovía abandonada, mientras lucha contra Pantheons/X-drones y, finalmente, enfrentarse al líder de los Shitennou, Harpuia.

Ahora vamos con la versión según mi fanfic, "La Leona Furiosa". No sólo hay Pantheons, sino también soldados Reploids y humanos al cargo de detener al grupo de la Resistencia. Obviamente, no podíamos dejar a Sekhmet fuera de la fiesta. Hasta ahí todo bien, puesto que esto podría situarse antes de la aparición de Zero (cosa que pasa). Pero es que Zero llega y a Sekhmet le han ordenado que trate de detenerle y, en caso de no poder hacerlo, que se retire para que Harpuia lo haga.
Pues bien: Sekhmet llega a enfrentarse a Zero. Pero el Reploid rojo como que trata de seguir su camino y en ningún momento trata de prestar atención a Sekhmet, llegando al punto de no mirarle a la cara mientras ella trata de luchar contra él. Y aunque hay una pequeña lucha entre ellos, la acción transcurre tan rápidamente y Sekhmet sale de escena al poco tiempo (lanzada por un puente mientras Zero sigue sin mirarle a la cara, pues pretende continuar su misión) que casi no tendría problemas para integrarse en lo que es el Universo oficial.

Pero, ¿qué hubiera pasado si esa batalla hubiese sido tanto o más decisiva que la de Zero contra Harpuia? Seguramente las cosas cambiarían drásticamente.

---

Lo que me gustaría dejar claro es que, si vas a introducir a tus personajes "dentro del Universo oficial", trata de que su actuación sea lo más corta posible, suficiente para no alterar con graves consecuencias ese Universo original. También deberían estar en momentos que no se muestran en la obra original (volviendo al caso de mi fanfic, los momentos entre misión y misión de lo que sería el juego de Megaman Zero), que pueden ser cubiertos sin problemas, pero, como ya he dicho, manteniendo el respeto a la obra original.

El último problema estaría en la gente que critica incansablemente los fanfics de otras personas, no por el ánimo de ayudar al prójimo, sino por ser cerrados de mente y gustar del insulto fácil. Esto se debe al choque de opiniones acerca de la obra, opiniones que, en la mayoría de los casos, son diametralmente opuestas. Y la cosa está en esos momentos que saltan chispas, porque no hay ningún acuerdo entre las partes de la discusión. Es una pena, pues, que algo que puede servir para ayudar al autor (las críticas) se utilice para despotricar contra él.
De nuevo me utilizo a mí mismo como ejemplo, pues ya he recibido la crítica de relacionar a Sekhmet con Sigma. Hay quienes creen que Sekhmet es Sigma, cuando todavía no se ha revelado todo sobre ella... y esa información deja claro que Sekhmet NO ES Sigma, sino que sus planos originales eran un proyecto de los Mavericks. Sólo fue esta crítica y, para dejar las cosas claras, invité al lector en cuestión a que esperase a leer más capítulos de mi fanfic, puesto que es muy pronto para sacar tales conclusiones. Es bueno saber que hay gente que lo entiende, después de todo. ^^

En fin, hacer un fanfic no es un camino de rosas. Entre el respeto a la obra original y el lidiar con gente descontenta con tu trabajo y tu visión del Universo sobre el que escribes, con toda clase de comentarios hirientes, te pueden provocar quebraderos de cabeza. Pero si te divierte escribir historias ambientandas en tu película, serie o juego favorito y te gusta inventar personajes para éstos, ¿por qué no intentarlo?