sábado, julio 16, 2005

Gabriele Kuby vs J.K. Rowling

A veces uno se queda pensando si hay demasiadas personas con demasiado tiempo libre. Al menos eso es lo que me he preguntando tras encontrarme con lo siguiente. Ésta es una noticia de El Mundo, publicada el 14 de julio del presente año...


Esta vez la persona a destacar se llama Gabriele Kuby. Por desgracia, no se mucho de ella, aunque, según las noticias que he ido viendo acerca de su libro "Harry Potter: el bien o el mal", sobre todo en Internet, es una católica muy devota.
El libro en cuestión, según dicen las diversas fuentes, ataca a la popular saga de libros del joven mago. Tras leer esto, no es de extrañar que me viniera a la cabeza el nombre de Jack Chick (que no es católico, pero es un perfecto ejemplo sobre esta clase de textos) y me empezara a plantear si de verdad esas cosas las hace un cristiano.

Pero no es el tema de qué dice esta señora acerca de Harry Potter, sino los fragmentos de unas cartas fechadas en 2003 que el por aquel entonces cardenal Joseph Ratzinger le envió, y donde decía lo siguiente:

"Es bueno que ilumines a la gente acerca de Harry Potter, porque éstas son seducciones subliminales que actúan inconscientemente y por las cuales hay una profunda distorsión de la cristiandad del alma, antes de que se desarrolle como debe"

Al parecer, ésta era la respuesta de Ratzinger a la opinión sobre Harry Potter que Kuby había enviado al cardenal.
Y en otra de las cartas, Ratzinger daba permiso a Kuby para publicar su opinión en su libro ya que así podían conocerse sus opiniones acerca de Harry Potter.

Curioso... se decía que la Iglesia Católica comenzaba a aceptar al "niño que sobrevivió" porque sus novelas permitían a los más jóvenes saber la diferencia entre el bien y el mal. Ahora, sin embargo, y aunque estas cartas sean de hace dos años, yo me pregunto... ¿qué tendrá que decir Ratzinger al respecto? Pero no creo que llegue a la trascendencia de El código da Vinci (libro que no he leído, pero siendo del mismo autor que Ángeles y demonios no creo que sea el bombazo en que se ha convertido... de todas formas, algún día lo leeré, aunque no creo que tenga tanta base de realidad como algunos creen).

Y conste que yo no me estoy inventando nada: todo esto ha salido de diversas páginas en Internet.