viernes, marzo 24, 2006

Biblioteca Escuadrón Suicida 80's... ¡YA!

Una de las cosas que me ha descubierto el fanfic de King of Fighters 2005: La verdadera historia, perpetrado por el inigualable El Chang, es cierto grupo de personajes de DC bastante peculiar, destacando entre ellos Arthur Light, Amanda Waller y Digger Harkness. Y si leéis el título de arriba, ya os imagináis de qué va la cosa, ¿verdad?

Pero antes de nada, he de aclarar que el Escuadrón Suicida que me interesa no es el de los años 50, sino el más conocido, el de los ochenta, también llamado Task Force X.



La Waller es la única que pone en su sitio a Batman

La cosa es que el Gobierno de los EE.UU. tiene un grupo de supervillanos que se dedica a misiones arriesgadas (suicidas, más bien) a cambio de rebajarles sus condenas, todos operando desde la prisión de Belle Reve y bajo el mando de Amanda Waller (alias El Muro... y es que la señora es un poco... grande).
Aunque principalmente había supervillanos, al parecer también tenían por ahí secundarios en forma de héroes y villanos que eran los que normalmente la espichaban, según se dice, en las misiones, e incluso ha habido héroes mayores como Batman que han ayudado al Escuadrón, a pesar de que gente de la calaña de Poison Ivy o El Pingüino estuviese implicada.


Precisamente poco sabía yo del tremendo escuadrón de locos, pero es que me he encontrado con esto en esta dirección y, ciertamente, es algo que debería analizarse en ADLO! o en el blog de Jotace y pedir la biblioteca de la Task Force X a Planeta cuanto antes. Aunque el Esucadrón Suicida ya ha salido en uno de los tomos de JLA-JLE, pero ya que tienen su propia serie de cómics... ¿por qué? Sólo deberíamos echarnos a temblar por la traducción y cosas así...

Vamos allá... y pulsad en las imágenes para ver las páginas en grande, aunque os traduciré cada una.

Resulta que en Belle Reve hay un gracioso que se dedica a lanzar tartas así como así al personal. A todo esto, las sospechas recaen sobre uno de los miembros del Escuadrón Suicida, Punch. Todos se cabrean cuando ven que en su taquilla hay montones de tartas.


PUNCH: Crema de limón... Puaj. No sería mi elección para tirarla. Ahora, si fuese crema de coco...

JEWELEE: (estrangulando a Punch) ¡Cerdo! ¡Me tiraste una tarta, a mí, a tu mujercita! ¡Te voy a arrancar los ojos! ¡Te voy a arrancar los pulmones! ¡Te voy a arrancar esa lengua de mentiroso que tienes! ¡Y luego empezaré a tomármelo como algo personal!

PUNCH: Cariño, no... ¡Argh!

WALLER: (cogiendo a Jewelee) Muchacha, muchacha... Los problemas de pareja se resuelven hablando, no con la violencia. Que es tu marido. (lanza a Jewelee y se va a por Punch) Yo, por contra, no estoy casada con esta sabandija... ¡Y yo fui la primera en recibir un tartazo!

PUNCH: ¡Me han tendido una trampa! ¡T-R-A-M-P-A, trampa! ¡Yo no lo hice!

MURPH: Pues tiene razón.



MURPH: Punch no es el de las tartas. Gracias, John.

WALLER: ¿Quién lo dice?

MURPH: Me remito a los hechos. Las primeras personas que recibieron un tartazo fueron usted, el Capitán Boomerang y Némesis. Punch no estaba en Belle Reve en ese momento.

WALLER: ¿Te importaría ilustrarnos entonces y decirnos quién es el de las tartas, tío listo?

MURPH: Claro. Primero: debido a los cambios de personal, había poca gente desde que comenzó el asunto de las tartas. Segundo: no se lanzaron tartas mientras el equipo de misiones estaba fuera. Eso quería decir que uno de los miembros de las misiones era el responsable. De aquí pasé a un proceso de eliminación. Descarté a las personas que estaban fuera de Belle Reve durante los lanzamientos de tartas. También eliminé a las personas que habían sido alcanzadas por las tartas. Y me quedé con nadie.

WALLER: (cabreada) ¿Me estás diciendo que recibí el tartazo por obra y gracia de la imaginación de alguien?

MURPH: Nop. Estoy diciendo que tuve que replantearlo. La única respuesta posible es que una de las víctimas se lanzara una tarta a sí misma para no levantar sospechas. Una vez me di cuenta, todo era una simple cuestión de oportunidad, habilidad y motivo. Lo que me llevó a mi principal sospechoso.



MURPH: Puse las cámaras en constante vigilancia sobre mi objetivo. Vimos al sospechoso poniendo las tartas en la taquilla de Punch, tendiéndole así la trampa. Y lo grabamos todo. (se dirige a Harkness, el Capitán Boomerang) Tú, Boomercapullo. Fuiste tú.

HARKNESS: ¡Estás colgado, colega! Si me alcanzó una tarta cuando entré en la sala de misiones. ¡La propia Waller lo vio!

MURPH: Ataste un boomerang a la tarta y lo lanzaste por el pasillo cuando entraste. Entonces pretendiste hacer creer que te llamaban y te colocaste en la trayectoria de la tarta... justo donde sabrías que iría a parar. (a los demás) Vamos a someterlo a votación. Quienes crean que el que lanzó las tartas fue el Boomercapullo, que levanten sus puños.

HARKNESS: (a Waller) ¡Sí, vale! ¡Fui yo! ¡¿Y qué?! ¡¿Qué va a hacerme, eh?! ¡¿Echarme del Escuadrón?! ¡Pues va a ser que no! ¡¡Dimito!! Así que ¿qué va a hacerme, eh? ¡Gorda!

Y aquí la consecuencia de lo ocurrido...



HARKNESS: ¡Quieta, zorra! ¡Que me va a matar!

WALLER: ¡Ojalá! ¡Sólo es una caída de diez pies, Boomercapullo! Y Australia sólo está a veinte millas... ¡a nado de pez! Esta isla tienen montones de agua y comida... eso si te gusta la fruta. ¡Lo que no tiene esta isla es gente!

HARKNESS: ¡Aaaaaah...!

WALLER: ¡Di hola a tu nuevo hogar, bola de estiércol!

HARKENSS: (al helicóptero mientras asciende) ¡Vuelva, maldita vaca! ¡No me puede dejar aquí! ¡¿Me oye?! ¡Vuelva aquíííííííí!


Y ahí se pasó un año Harkness. Por cierto, la onomatopeya del helicóptero... CHUPPA-CHUPPA... Hmm... ¡Mente limpia, copón!

Ah, y que no se nos olvide... Ante tal momento de GENIALIDAD! argumental, sólo queda decir...

Biblioteca Escuadrón Suicida 80's... ¡YA!