lunes, julio 17, 2006

Charly saca cuatro matrículas y vende alfombras

No, no es una broma ni nada por el estilo... ya lo dije en un comentario del episodio 11 de las paridas, que estoy vendiendo alfombras en El Corte Inglés.

¿Que de qué va la cosa? Es una pregunta retórica, pero aun así... vendo alfombras... y también vendo cortinas, pero lo mío se centra en las alfombras más que nada.
La cosa consiste en estar 6 horas al día, 6 días a la semana, de pie, vestido con traje y corbata (y con una chapita con mi nombre), con los zapatos de Nochevieja torturándome los pies (los zapatos acabarán cediendo... ¡deben ceder!), ordenando pilas de alfombras a cual más pesada y vendiendo esas mismas alfombras... vamos, un trabajo emocionante.
Aunque, para ser sincero, pensaba que iba a ser más aburrido y cansado. La verdad es que no es la repera ni nada de eso, es un trabajo bastante monótono, pero entre que muchos clientes son extranjeros (y así pongo mi inglés en práctica), que hay que asegurarse de que todo esté ordenadito y si pitos y si flautas... quieras o no las seis horas se pasan volando (excepto cuando no hay NADA que hacer... y es que el negocio de las alfombras no es muy productivo en verano).

¿Y cómo es que por fin estoy trabajando y no lo he hecho en años anteriores? Sencillo: por una vez en cinco años de Universidad, es el primer año en el que no tengo que estudiar para septiembre. Once de once asignaturas superadas... Un aprobado, cinco notables, un sobresaliente y cuatro matrículas de honor.

...

...

...

Vale, ahora podéis cerrar vuestras bocas. Sí, cuatro matrículas de honor. En Ingeniería de Telecomunicación. Y no, no he hecho "exámenes orales" (ni "anales") ni nada de eso. Simplemente es la diferencia entre una evaluación continua (haciendo parciales, trabajos y quitándote materia de encima) y los exámenes finales únicos (donde te lo juegas todo a un examen con una materia de un año académico que concentran en poco más de cuatro meses y con malas explicaciones). Y que mi método de estudio se adecúa más a la evalución continua que a la lotería que suponía la Universidad de Málaga.

El año que viene pienso quitarme 3º de encima... así que a ver si para dentro de 3 años (incluido el curso actual, que empezará el 18 de septiembre) me he quitado la carrera de encima. Aunque habrá que aprovechar los años de universitario que me quedan, porque si no...

Y nada más... vamos, que todo el rollo este ha servido para decir cómo he salido al final de la Universidad y en qué estoy metido ahora (y que explicará que vaya a estar aún menos presente por Internet). Así que vamos: reducción del ritmo de posteos y de cómics y de muchas cosas, pero no desaparezco del todo. :P