viernes, mayo 25, 2007

Últimas lecturas y piratones

¿Día del Orgullo Friki? No, gracias. El friki nace, no se hace, y esto no es más que un "ser friki está de moda" tan chorra y mal hecho que no hay quien se lo crea. Y ser friki no necesita ser algo de lo cual enorgullecerse durante un único día; hay que estar orgulloso de uno mismo (da igual si se es friki o no) los 365 días del año (366 si es año bisiesto).
Mejor ser friki de nacimiento y no celebrar este día que tratar de serlo sólo durante el 25 de mayo y fracasar estrepitosamente.
Así que... ¡Feliz Día Internacional de la Toalla!

Bien, vamos allá, a por las últimas lecturas... Hay algunas secciones en blanco. Eso es que hay un spoiler. Para verlo, seleccionad el texto y arrastrad para leerlo.


Usagi Yojimbo: Duelo en Kitanoji - ¿Qué decir de Usagi Yojimbo que no sepáis ya? Bueno, pues de nuevo tenemos más historias cortas, pero esta vez todas entrelazadas siguiendo una historia que hacía tiempo que no se toca. Y esa historia es el duelo pendiente entre Katsuichi, el antiguo sensei de Usagi, y el duelista Koji Nakamura.

Sakai sigue con esas historias cortas que se disfrutan tanto, pero la parte en la que ya por fin la historia se encamina hacia el inevitable duelo gana mucha fuerza y el ritmo de la misma es cinematográfico. Mención especial el duelo en sí. Me recordó a Lobo Solitario y su cachorro, no sólo por lo de "pensar muchas veces en todas las posibilidades del duelo", sino también en la ejecución del mismo (obviamente, con muchas menos líneas cinéticas). Y la tensión del duelo es palpable, desde su preparación hasta el final.
Y como extra, hay una pequeña historia que no tiene que ver con el duelo, pero que como esas pequeñas historias de poquísimas páginas de Stan Sakai tienen un toque especial.

Además, el dibujo sigue mejorando, ganando en detalles y dinamismo. Y también sorprende ver el trabajo que se pega el señor Sakai no sólo guionizando, sino también dibujando. La verdad es que sorprende ver que mientras mucha gente copia y pega viñetas, Stan Sakai se las curra enteritas. Y se nota, porque se ven pequeñas diferencias entre viñetas que muestran un mismo fondo... y todos los fondos están hechos desde cero, no hay calcos ni cortar y pegar.


Hulka #3 - Sin Pelletier y con un Bobillo que me desagrada menos (será que me estoy acostumbrando), Dan Slott continúa con unas historias muy entretenidas de la giganta esmeralda metida a abogada. Este tomo tiene la particularidad de que aquí llegamos a lo que era el número 100 de la serie regular de Hulka (juntando además los números guionizados por John Byrne).

El fuerte de Slott sigue siendo crear historias frescas y con cierto toque autoparódico. Además, aquí se permite jugar con viajeros en el tiempo y un poco con el tema de las paradojas. Pero lo mejor es, y perdón por el pequeño spoiler, es el juicio para borrar a Hulka de la Historia del Universo Marvel por... bueno, eso sería un spoiler aún más grande, así que os recomiendo que, si no lo habéis leído, os lo leáis (este spoiler es demasiado gordo como para ponerlo como texto blanco xD).
Lo mejor es, sin duda, el hecho de recuperar varios secundarios y que éste sea el segundo tomo donde sale Howard el Pato (el de verdad, no la cosa esa de George Lucas que se supone que es el mismo Howard de los tebeos).
También es bueno ver a uno de los miembros de los Jóvenes Vengadores rondando, ni más ni menos que Estatura, que es como Clara pero también se puede hacer pequeñita. xD
Además, este tomo incluye la historia de Jennifer Walters tratando de ayudar en la reconstrucción de la ciudad que ella, como Hulka cuando se le fue la olla y acabó con la muerte de La Visión y Ojo de Halcón, había destrozado. Es una historia mucho más seria que las demás, pero ciertamente me pareció tremenda en muchos sentidos.

¿Algún punto negativo? Bueno, ya he dicho que Bobillo se me hace menos desagradable como dibujante, así que... no, no tengo puntos negativos que sacar. xD

Una lástima que no se hayan incluido los números de Hulka que se mencionan en el tomo. Sí, habría encarecido el producto, pero habría estado bien leer el origen de Hulka y varias historias del buen Byrne. De todos modos, otro tomo que he disfrutado.


Death Note, tomos 5 a 7 - Muy bien, después de unos grandiosos cuatro primeros tomos, Death Note parece pegar un bajón. No tan grande como el de 20th Century Boys, pero que se pegue el bajón tan pronto resulta, cuanto menos, preocupante.
Para mantener el interés en la serie, el manga se basa en giros inesperados y trampas, bastantes trampas. El dibujo, por su parte, sigue gustándome mucho.

La trama continúa y cuando todos creíamos que a Light no le saldrían las cosas bien tras el tomo cuatro después de dejarse detener como sospechoso de ser Kira, va y todo da un giro de 180º que uno no se esperaba: Light renuncia a la Death Note y pierde cualquier recuerdo de haberla tenido y usado y de ser él Kira. Lo peor es que trata de dar una expliación a ese giro al comienzo del tomo siete. Durante ese tiempo, hay un nuevo Kira beneficiando a la compañía Yotsuba (nada que ver con la adorable niñita de pelo verde ni con 4chan) y Light, L, Soichiro y demás se ponen a investigar y ver quién es este Kira.

No voy a negar que la subsaga de la Yotsuba es interesante, aunque a veces peca de enrevesada y tramposa. Además, esta saga tiene dos cosas: la primera es redescubrirnos a un personaje infravalorado como es Matsuda, que demuestra mucho en estos tres tomos, aunque al pobre no le salgan del todo bien las cosas; y la segunda es que Misa es cada vez más odiosa, pero odiosa odiosa odiosa.

Lo que tal vez me fastidia mucho es el hecho de que L al final muera ya que Rem se ve forzada (sí, he dicho forzadA) a hacerlo para "proteger a Misa". Al final del séptimo tomo tenemos más personajes, un par de ellos MUY anticarismáticos, entre ellos el gemelo albino de L, que no tiene ni una pizca del carisma del buen L.

En conclusión: no es una caída tan estrepitosa como dice la gente, pero bajón, lo que se dice bajón, hay. Aunque sigue siendo una historia interesante, estos giros inesperados tienen demasiado regusto a Urasawa. Al menos Death Note no se alarga demasiado (quedan 5 tomos), pero estos defectos hay que tenerlos en cuenta de todos modos, aun cuando se disfrute de sus virtudes.


52, semana 1 - Y no hablo de las 52 ADLOsprites que hacemos el "guionista secreto" y yo. Hablo de la serie de DC. Aunque ya leí algo por "bajo perfil" y por los resúmenes de Zona Negativa, es bueno tenerlo en papel. Y hasta que no lo compruebe con la versión original proporcionada por la mula, parece que Planeta no ha hecho una mala edición y la traducción no chirría.

Vale, ya después de hablar del aspecto "¿cómo lo ha publicado Planeta?", vamos a aclarar algo... Tras la Crisis Infinita (que no se puede comparar con la gran Crisis en Tierras Infinitas), las series de DC saltaron un año hacia el futuro. Pero ¿qué pasó durante ese año? Pues eso es lo que trata de cubrir 52, un cómic semanal (sí, Planeta también lo publicará semanalmente, como ya se publicó originalmente) que nos descubre cómo van las cosas en el Universo/Multiverso/Megaverso/Chorraverso DC durante dicho año. Y además, recupera personajes secundarios como Booster Gold, René Montoya, Ralph Dibny/Elongated Man y Steel, por nombrar los que salen en el primer número, y que suelen ser más carismáticos que Superman, Batman o Wonder Woman. Y luego en el resto de números veremos a Batwoman, Animal Man, Starfire, la familia Marvel, Lobo (sí: ¡el Rajado Bastardo vuelve!, pero no como lo imagináis... y de una forma que me revolvió las tripas) y un largo etcétera de personajes.

Ciertamente, 52 empieza con los acontecimientos después del ataque unido de los Supervillanos y todo el tema de la Crisis Infinita, así que la sensación es de una moral bajísima. René Montoya y Ralph Dibny están al borde (especialmente Ralph) y Booster Gold trata de hacerse aún más famoso gracias a los datos que se ha traído del futuro junto al pequeño Skeets para adelantarse a las catástrofes y quedar como un gran héroe. Booster no cambiará... lástima que ya Ted Kord (Blue Beetle, vamos) no esté rondando.

Lo malo de la serie es que hay que tener bastante conocimiento del Universo DC. De hecho, hay una doble página donde salen bastantes personajes y aunque reconocía a buena parte de ellos, había bastante que se me escapaban.

---

Y ahora hablemos de la película que vi ayer... Sí, hablo de Piratas del Caribe: En el Fin del Mundo.

Como todos sabemos, la trilogía de Piratas del Caribe es una trilogía forzada. Muchos disfrutamos con "La Maldición de la Perla Negra", una película palomiteras de aventura con un Johnny Depp que se sale del pellejo interpretando al loco (y locaza) capitán Jack Sparrow.

Luego llegó "El Cofre del Hombre Muerto", película que durante un tiempo ni me esperaba. Yo creía que todo empezaba y acababa con La Perla Negra, pero luego nos salieron con la segunda parte, con un nuevo villano, Davy Jones (a partir de este momento, Cthulhu Zoidberg, o Cthulhu, o Zoidberg), totalmente anticarismático y una historia que da más vueltas que un trompo y acaba formando una película aburrida donde sólo se salvan Jack Sparrow y esos "momentos Monkey Island", como la bruja del pantano, Tia Dalma, que no es más que la versión joven y tía buena de la bruja de Monkey Island.

¿Y qué hay de En el Fin del Mundo? Bueno, como supongo que habréis visto las dos anteriores, hablemos del argumento... si no las habéis visto, saltad al párrafo que viene después de éste que llega a continuación...

Al final de "El Cofre del Hombre Muerto", se daba por perdido a Jack Sparrow después de convertirse en el postre del kraken de Zoidberg. Pero Tia Dalma comenta a Will "Soso" Turner y Elizabeth "Niñata" Swann que hay una forma de salvarlo, pero para ello necesitarán la ayuda de... ¡Barbossa! Sí, Barbossa ha sido resucitado por la bruja para ayudarles a buscar a Jack. Y es que parece que el destino aguarda algo para los protagonistas (Jack incluido), mientras Cthulhu Zoidberg ahora se ve forzado a ayudar a la Armada debido a que tienen su corazón (lo del cofre y todo eso de la segunda película) y causa estragos. Primero han de conseguir unas cartas de navegación del pirata asiático Sao Feng que les permita llegar al Fin del Mundo, entrar en el "Reino de Davy Jones" y rescatar a Jack para que vuelva al mundo de los vivos y se una a la reunión de la hermandad pirata ante los estragos de la Armada...

¿Qué me ha parecido la película? Mucho mejor que "El Cofre del Hombre Muerto", pero para mí sólo hay una película de Piratas del Caribe y ésa es "La Maldición de la Perla Negra".

Las dos primeras horas de "En el Fin del Mundo" son una excusa para poder atar cabos sueltos que se han dejado en la anterior película, a lo que se añaden los altercados en pleno Singapur con los hombres de Sao Feng (un Chow Yun Fat desaprovechadísimo, todo sea dicho) y los delirios de Jack Sparrow...
... Y ésa es otra: los delirios de Jack Sparrow se materializan en esta película. Y aunque al principio es gracioso (como la tripulación de Jacks en La Perla Negra), puede llegar a cansar, aunque tenga sus momentos graciosos.
Estas dos horas son largas, pero largas de verdad, pero a pesar de ello no se me hicieron pesadas, aunque por momentos la cosa decaía.

Pero donde la película salva los muebles realmente es en la hora final, con todo el tema de la batalla (no exenta de fantasmadas) entre La Perla Negra y El Holandés Errante. Bonitas batallas coreografiadas correctamente, cañonazos, lianas, Jack Sparrow contra Zoidberg... Despliegue de acróbatas, dobles, extras y efectos especiales bien aprovechado, aunque se quede concentrado todo en esta parte de la película.

¿Y los actores y sus personajes?

Pues Johnny Depp sigue siendo Johnny Depp, aunque la verdad es que Jack Sparrow me pareció un poco decepcionante. Sigue molando, pero había algo que no me llegaba a encajar. Creo que es el tema de sus alucinaciones, que lo han trastornado de una forma que Jack "ya no es Jack, aunque lo intenta".

Orlando Bloom sigue siendo igual de soso... y ahora no puede darle una buena réplica a Keira Knightley, que sigue igual de guapa y, finalmente, su personaje, Elizabeth, deja en no pocos momentos de ser una niñata y convertirse en un personaje decente. Eso sí, los dos protagonizan no sólo escenas de intimidad fallidas, sino también una curiosa (y en mi opinión, acertada) declaración de amor y boda en plena batalla final... con Barbossa oficiándola entre estoque y estoque.

Y creo que aquí podemos hablar de la verdadera estrella: Geoffrey Rush. Su personaje, Barbossa, ya derrochaba carisma en "La Maldición de la Perla Negra", pero es que aquí llega a un nuevo nivel. Tanto por sí solo como enfrentado a Jack, Barbossa es todo un personaje y durante muchas escenas roba el protagonismo (y con razón) a los tres protagonistas.

Como ya indiqué, Chow Yun Fat está desaprovechado. Tal vez debe ser porque esperaba mucho más de su personaje, Sao Feng, y al final no fuese tanto como esperaba. No digo que lo haga mal, la verdad es que está decente, pero también es cierto que esperaba muchísimo más.

Por lo demás, ya sabéis: Tia Dalma también se sale, Cthulhu Zoidberg sigue siendo igual de anticarismático, el mono inmortal sigue haciendo sus gracias, los dos piratas bobos también... y la Armada sigue sin tener a nadie que destaque, con todo un elenco de personajes a cual más odioso.

Y en definitiva, ¿qué tenemos? Acción concentrada en el último tercio de película, efectos especiales y Barbossa > Jack Sparrow... claro que Barbossa + Sparrow > Elizabeth >> Will. xD

Es decir, me ha gustado, pero no me ha apasionado en absoluto.

Por cierto, dos cosas...

1º) En cierta escena de la película pensé en Clara. Ya sabréis cuál es cuando la veáis.

2º) ¿A que no sabéis a dónde se va Jack al final de la película? Sí, va a ... Disneyworld.
x_D