miércoles, agosto 08, 2007

Una de críticas cinéfilas

Pues a eso voy hoy, a hablar de películas. En concreto, de Transformers, Harry Potter y la Orden del Fénix y la película de Los Simpson. Pensé por un momento en hablar sobre Shrek Tercero, pero no vale la pena ni comentarla, en serio.

Así que vamos a lo que vamos...

---
Transfomers

He de decir que no he tenido fe alguna en esta película. Entre la experiencia que he tenido viendo películas basadas en clásicos de los 70 y 80, remakes y demás y que el director es el infame Michael Bay ("La Isla" es el mayor timo que he podido ver en el cine), me esperaba un bodrio de proporciones épicas.

Lo que al final me encontré fue un entretenimiento puro y duro de dimensiones semi-épicas.

No recuerdo muy bien la serie de Transformers, de pequeño sólo tenía un Autobot (Jazz) y un Decepticon (no recuerdo su nombre, pero Starscream no era T_T), así que tampoco es que fuese con entusiasmo nostálgico-viruetil de ése tan de moda a ver la película. Ya he dicho el porqué hace un par de párrafos y hasta que no empezó la película seguía en mis trece.

Por supuesto, el guión no es gran cosa: unos robots gigantes del espacio exterior han llegado a la Tierra para seguir con sus peleas para apoderarse de un cubo de Rubik y, para camuflarse, se convierten en toda clase de vehículos típicamente terrícolas como coches, camiones, aviones, helicópteros... Como en la serie antigua, vamos, Autobots contra Decepticons y van que chutan.

Los Transfomers no son los protagonistas absolutos de la película, aunque tampoco me parecieron una mera comparsa como algunos dicen. Están ahí y punto. Hay también personajes humanos para que la gente se identifique con ellos. Pero yo no me identifico con ningún, aunque quisiera una chica tan guapa como la que sale en la peli y... err... esto... ¿ups? xD

A lo que vamos, la película ofrece diversión a raudales. Es sólo eso, no hay que buscarle la lógica a una película que no te pide que se la busques, ni tampoco es una película para pensar. Es diversión. No le deis más vuelta.

Así que hay un poco de todo: persecuciones, peleas, más persecuciones, más peleas, Decepticons en Oriente Medio, muchos chistes que van de lo simplón a lo medianamente inteligente, Megatrón echándole la bronca a Starscream...

¿Pegas? Pues haberlas, las hay. Por supuesto, los diseños de los robots, que no es no para nada, pero ¿luego de dónde sacan la chapa para cuando se convierten en vehículos? Especialmente es triste el diseño de Megatrón, que da pena y asco verlo. El que mejor parado ha salido, en mi opinión, es el bueno de Optimus Prime. Eso y que muchos Transformers apenas sí hacen cameos, ya que la estrella de la función es Bumblebee (y a mí me da igual que ahora sea un Camaro y no un Escarabajo).

Y luego está el movimiento de cámara muy a lo Michael Bay. Si no es por el cámara con tembleques cualquiera diría que es una película de Bay, porque por norma general lo que hace este hombre es chuminada tras otras, unas mejores (La Roca) y otras peores (La Isla). Y aquí otra vez hay un montón de tomas de acción donde la cámara se mueve como loca.

Pero el resultado final, y lo vuelvo a repetir, es muy divertido. Es cine palomitero del bueno de verdad, de ése que te hace olvidarte de tus preocupaciones y te permite disfrutar una tarde. Seguro que a no pocos nostálgicos algunas partes les habrán parecido un crimen, pero es que éstos no son los Transformers de antaño. Lo importante es divertirse con la película y, en mi caso, ha cumplido con creces.

---

Harry Potter y la Orden del Fénix

No miento si digo que "Harry Potter y la Orden del Fénix" me parece el peor libro de la saga del niño mago. No es porque sea largo, es que este libro es aburrido y lento, donde lo interesante no ocurre hasta que estás casi al final. Por supuesto, hay que adaptar el tocho a la pantalla grande.

¿Qué pasa cuando tienes que adaptar cientos de páginas en una película de 2 horas y pico? Pues que tienes que cortar por lo sano, como ya pasó con El Cáliz de Fuego. Es decir, que la película tiene un ritmo irregular y una narrativa torpe, muy torpe.

Y no es cosa de adaptarlo bien o mal, es que cinematográficamente hablando es una película torpe. Torpe y aburria.

Es cierto que los jóvenes actores van a mejor, aunque sus personajes vayan a peor. Y es verdad que ahora vemos más de Snape, porque Snape es de lo poco bueno de la película. Él y la loca de Luna, aunque en el doblaje se la han cargado y parece que vaya fumada. Está chalada, no drogada ¡cojones! xD

Pero la película no es más que eso: una sucesión poco agraciada de escenas, unas mejor enlazadas, pero por lo general va dando saltos y tumbos, como pasaba con El Cáliz de Fuego. A eso añadir personajes desaprovechados y, sobre todo, personajes odiosos a doquier, por muy bien interpretados que estén. Por supuesto, hablo de Dolores Umbridge, que si ya en el libro me parecía odiosa, en la película no os cuento...

... Pero también me refiero al cameo de Bellatrix. Ya de por sí es un personaje feo con ganas. Pues bien, en la película me pareció un personaje todavía más horrible, y yo que creía que no podían empeorarla. Claro que también influye el hecho de que el personaje lo interprete Helena Boham-Carter, la señora de Tim Burton. Y a la Boham-Carter le tengo manía, no me gusta como actriz y aquí demuestra una vez más mi desagrado hacia su forma de actuar. Y es triste decir que su mejor papel es el de la Novia Cadáver. x_D

En fin, que como es de suponer, no me gustó mucho la película que digamos. Es más, en muchos momentos me aburría soberanamente. Aunque, y que no me linchen los pottermaníacos, la prefiero al tostón del libro.

Ah, y no he leído aún el séptimo libro, ni me corre prisa.

---

Los Simpson, la película

La crítica corta es "un episodio alargado de las últimas temporadas en el que hay unos cuantos chistes que valen la pena, pero es para verlo una vez y ya está". Y ahora vamos con la crítica larga...

Veamos, el argumento es tal que así: por fin parece que el pueblo se da cuenta de que Lisa Simpson lleva razón y que el lago Springfield está hecho una mierda. Total, que parece que la cosa funciona y ni los tontos van a contaminarlo más... pero ¿qué sería de Los Simpson sin Homer cagándola? Pues ahí va: Homer y si recién adoptado puerco/Spider-Cerdo/Harry Popotter la lían estrepitosamente lanzando un montón de excrementos de cerdo al lago, desencadenando un desastre en el que la familia Simpson va a tener que ingeniárselas para salvar al pueblo. A esto añadir Bart en plan emo y algún que otro cameo.

Sí, la estructura es tan de las últimas temporadas que me hace pensar qué demonios hace Matt Groening ahí mezclado en esta película. Pero supongo que es por ser el "padre" de la familia.

El caso es que la película es una sucesión de gags donde el argumento es una mera excusa para que vayan saliendo, casi como un episodio de Padre de Familia.

Pero no os confundáis: esta película me parece mejor que lo último hecho sobre la familia amarilla de Evergreen Terrace. El problema es que hace mucho tiempo que los Simpson se quemaron y nadie parece darse cuenta... o niegan la verdad, no sé qué es peor.

Claro que no todo es malo y hay gags que son bastante buenos. Aparte del tema del Spider-cerdo y Harry Popotter, destacan el corto inicial de Pica y Rasca, las ocurrencias del genial Ralph Wiggum, dos intervenciones de Schwarzenegger como supuesto nuevo presidente de los EE.UU., y también algún que otro chiste a costa del gordo de la tienda de cómics. Por el resto, hay chistes reciclados y poco más, algunos con más gracia que otros.
Pero lo curioso es que con esta película, con la cual debería haberme reído lo suyo, me dejó en silencio durante bastante rato. De hecho, me reí más con la película de Transformers que con ésta.

Y también toca hablar del doblaje español, que ha ido dando tumbos desde la muerte de Carlos Revilla, el doblador de Homer y director de doblaje de la serie en España (esto último no lo tengo claro del todo). La película no es más que una muestra de ello y muchos personajes ya han perdido esa identidad que tenían en nuestro país. Lo único bueno es que a Tom Hanks lo dobla la voz habitual que tiene en su país.
Y ahora aquí me pregunto: si consiguieron que un actor de doblaje de Barcelona doble a su personaje habitual aunque la película se doble en Madrid, ¿por qué hicieron la chapuza que se hizo en el mundo de Piratas del Caribe en Kingdom Hearts II? Porque el estudio Abaira es en el que se dobla Los Simpson y también se dobló allí KHII, y...

...

Perdón, se me va la pinza. xD

Bien, pues ahí está: una película mediocre de Los Simpson con chistes para recordar, otros para olvidar y una película que con verla una vez ya basta y, a veces, es demasiado.