domingo, marzo 02, 2008

DraugDraug's Swedish Adventures (2)

Y es hora de volver a narrar mis desquicidadas vivencias de Erasmus en las gélidas tierras escandinavas...


EL TIEMPO ESTÁ LOCO, LOCO

Algo que hay en Suecia y que abunda mucho, aparte de los suecos y las suecas, es el frío. Aunque nos estemos acercando a la primavera y aunque haya algún que otro día de sol, da igual: el frío es la nota imperante de este país. Aunque yo estuviese acostumbrado a que en Madrid hubiese también un frío de los gordos, creo que mi naturaleza andaluza todavía tiene problemas para adaptarse a un frío como el del norte de Europa.

Aparte de eso, como he dicho, hay algún que otro día donde luce el sol, pues la norma general es que el cielo esté nublado. Y cuando digo nublado, digo "lleno de nubes gordas y grises", porque cuando menos te lo esperas, empiezan a caer unas gotitas o incluso a llover a base de bien. Nevar, lo que es nevar, pues sólo un par de veces y tampoco mucho, ciertamente. Hace mucho frío, pero no el suficiente para una nevada. Pero sí para heladas cuando hay mucha humedad.

Y pensar que a finales de agosto y principios de septiembre uno podía ir en manga corta (pero pantalones largos) y al par de semanas ya ibas con tres capas de ropa como mínimo por encima...


TU VIDA EN PROYECTOS

Parece que en la Universidad están muy satisfechos con lo de encasquetarnos proyectos, puesto que he tenido que hacer cuatro proyectos casi seguidos, y además dos de ellos con la misma fecha de entrega. Ya os imaginaréis el caos organizativo y la presión a la que uno puede estar sometido. Y todo es en un mes y medio. Mola, ¿eh? Eso explica por qué estoy tan inactivo y entrego las 52 ADLOsprites a ultimísima hora.

Por suerte, los proyectos se han acabado (por ahora, todavía quedan dos asignaturas más después de Semana Santa) y ahora toca estudiar para los exámenes. Sí, por si no había suficiente con los proyectos... y obviamente, con los proyectos y las clases no ha habido mucho tiempo para estudiar, aunque siempre ha habido un hueco para repasar y que así no me suene nada a chino... aunque se habla mucho chino en las clases. xDDDD


MALAS COMPAÑÍAS

Vale, ahora parece que sólo quedamos los tres españoles en el piso. ¿Eso qué quiere decir? Que las estadísticas nos dan que de cada tres estudiantes españoles de Erasmus, uno es responsable. Y no me refiero con lo de 'responsable' a ninguno de mis compañeros... y no es que me eche flores.

Porque a ver... entiendo que a lo mejor un día o dos no apetece estudiar, porque uno está cansado y tal, y también que hay que salir y tal, que uno no debe aislarse del mundo... pero pasarse todo el día sin hacer nada, emborracharse y volver a casa a las tantas de la madrugada (incluso cuando uno tenga clase muy temprano al día siguiente) y hacer el cafre no creo que conformen la mejor forma de pasar el tiempo como estudiante Erasmus. Aunque por desgracia, es así como funciona para el 90% de los españoles de Erasmus: borracheras y gilipolleces...

... Y desprecio por el inmobiliario. Con deciros que arrancaban los carteles de los tranvías o que son tan imbéciles como para ponerse hasta las trancas e ir derribando puertas de los pisos (la mía, por desgracia, ha sido una de ellas... por no decir que es la única que han derribado... y es que hay mucho imbécil suelto que me tiene manía por ser responsable y no un borrachuzo porreta) podéis haceros a la idea.

Cuando la gente de otros países trata de moderarse con la bebida, nuestra 'delegación' se dedica a arrasar con cualquier cosa que tenga algún porcentaje de alcohol y son capaces de llegar con un pedo enorme a cualquier lado y hacer sentir vergüenza a la gente de su alrededor. A mí, obviamente, me causa una vergüenza enorme ver que los únicos borrachuzos que dan el cante sean españoles. Todos. Fue triste que una noche que salí yo era el único sobrio de todos los españoles que habían salido.



Y en fin, así van las cosas. Estupideces por parte de otros, trabajos por mi parte.